Viernes, 16 de abril de 2010
Resumen

Isaac Ibn Yakub esun judío estudioso de la Ley de Dios y cronista de sus antepasados. Suvida transcurre sin muchos preámbulos en la ciudad de Damasco hastaque, una tarde del verano del año 1184 recibe una inesperada visita. Elhombre, sentado en un rincón de su habitación, le tiene un buen empleo:escribir sobre los acontecimientos que están a punto de sucederse en elmundo del Islam para dejar un registro completo y testimonio riguroso alas generaciones venideras. Le asegura que el Reino Cristiano deJerusalén está a punto de desmoronarse y los musulmanes y judíosrecuperarán sus preciados templos de Al-Khadisiyya y Sión. Finalmentele entrega una carta con la que debe presentarse en el palacio delsultán y se marcha. Pero detrás de su estampa, Ibn Yakub descubre en lapose de caballero, el andar determinado y el rostro ennoblecido a lapersona de Salah ad-Din Yussuf Ibn Ayyub: el sultán Saladino.

TariqAlí nos comparte esta fascinante historia sobre uno de los conflictosmás comentados: la Tercera Cruzada. Para una persona con un punto devista occidental (como un servidor) es una obra de refuerzo, buenanovela, fácil de digerir y con un volumen justo. La narración se centraen el testimonio histórico de un escritor al cual Saladino le haencomendado escribir sobre los acontecimientos que giran a sualrededor: tanto proesas como traspiés. Saladino tiene a muchosescritores; uno de ellos, Imad al-Din, llegaría a convertirse en uno delos más grandes escritores medievales del mundo musulmán. Por esoSaladino elige a Ibn Yakub, un judío, pues está seguro de que éste darátestimonio fiel tanto de lo bueno como de lo malo que ocurra en torno ala figura del sultán.

Comentarios

El estilo manejado por Tariq Alí en esta obra es algo parecido al de «A la sombra del granado»,con tintes poéticos y épicos, aunque en este caso manteniendo más lanarración simple. El escritor tiene el acierto de utilizar al mínimo eltestimonio de los personajes históricos y centra loss recuerdos omemorias en personajes ficticios, como un viejo escudero de la familiadel sultán, una de sus concubinas o uno de los criados de palacio. Lanarrativa bélica es casi ausente, demostrándola en un par de batallassin descripción directa, como de un lejano acontecimiento, así comotambién los elementos secundarios de los personajes. La obra seintroduce completamente en las vivencias de Saladino: su infancia, sujuventud, sus primeras campañas militares y acciones de gobierno, lamanera en que se hizo con el control total de los emiratos musulmanes,sus conflictos y amistades con los personajes más prominentes delcristianismo en Ultramar. Nos retrata a un Saladino de carne y hueso,no el adalid del que estamos acostumbrados a leer en las obrasoccidentales, sino al hombre de necesidades, caprichos y excesos,combinado con la persona más conservadora y frugal del mundo islámico.Un personaje que, justo después de su muerte, solo contaba con 54dirhams para su entierro (una hogaza de pan costaba 15 dirhams).


Publicado por Giliathluin @ 15:33  | Edad Media
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios